Isla Martín García: 22 años por ataque sexual “descarnado" a jubilada

Una fiscal de La Plata pidió la inmediata detención del acusado. La víctima, de 75 años, era su vecina. La mujer fue amordazada, amedrentada con una cuchilla y ultrajada. La despojaron de dinero y una linterna. Un cotejo de ADN es la evidencia clave.

Policiales 21 de mayo de 2024
15 PRINCIPAL

Un pedido de 22 años de prisión recayó sobre Ezequiel Iván Paz, acusado de asaltar y violar a una jubilada de 75 años de edad que era su vecina en la isla Martín García, Partido de La Plata. El alegato acusatorio fue formulado por la fiscal de juicio, Victoria Huergo, quien precisó que el hecho se produjo a la 1 de la madrugada del 11 de agosto de 2013. 

Ese día, el imputado amordazó a la víctima, la amenazó de muerte con una cuchilla, la violó y luego escapó con dinero y una linterna, según enfatizó Huergo. 

El alegato fue formulado ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) IV integrado por los jueces Emir Caputo Tártara, Carolina Crispiani y Ernesto Domenech. 

La defensa planteó una serie de nulidades al requerir la absolución de su asistido. Para la fiscal el relato de la defensa es “agraviante con la mirada de perspectiva de género, trataron a la víctima de alcohólica y con problemas mentales mancillando su buen nombre y honor".

En su acusación, Huergo consideró un cotejo de ADN positivo que se obtuvo de una prenda íntima de la jubilada. También destacó las lesiones provocadas en sus genitales y el crudo relato de la víctima durante el juicio oral ventilado en los estrados de 8 y 56. 

"La víctima no tuvo relaciones sexuales desde que enviudó hacía más de 30 años, por eso las lesiones genitales eran similares a las de una mujer virgen, se trató de un ataque sexual descarnado" argumentó de manera categórica la fiscal. 

Tras el aberrante ataque sexual, la jubilada se marchó de la Isla. La fiscal calificó el hecho como "robo agravado por el uso de arma blanca en concurso real con abuso sexual con acceso carnal". 

Al computar los atenuantes de la pena, Huergo pidió que se consideren la carencia de antecedentes penales del acusado. Como agravantes contempló "la doble vulneración de la víctima que fue seleccionada para el ataque, la violencia de género contra una persona de la tercera edad y la extensión del daño causa ya que la víctima se fue de la isla que era su lugar en el mundo, pero ya no se sentía segura allí".

En una singular petición, la fiscal requirió la inmediata detención del acusado y que se forme una nueva causa penal para investigar la actuación de los abogados particulares, Cristian y Pablo De Fazio.

Por su parte, ambos defensores dijeron que la fiscal incurrió en un "grave y severo desconocimiento del principio de inocencia". Adujeron que la causa es una "denuncia fantasiosa desplegada por la mujer".

Agregaron que debía corresponder el sobreseimiento de su asistido por "insubsistencia de la acción penal", ya que el imputado Paz no fue juzgado, “en un plazo razonable".

Los abogados cuestionaron el accionar de la fiscalía tanto de instrucción como de juicio. Allí se produjo un tenso cruce con la fiscal Huergo quien enfatizó: “Estoy orgullosa del trabajo de mis colegas Virginia Bravo, Silvina Langone y Rosalía Sánchez".

Sobre el cierre del alegato la defensa solicitó copia de la grabación del juicio para denunciar a la fiscal Huergo ante la Procuración General bonaerense. 

Además de las nulidades, la defensa también hizo planteos subsidiarios como la absolución de su cliente por falta de pruebas, la absolución por el beneficio de la duda y en caso de condena el mínimo de la escala penal bajo arresto domiciliario. El acusado llegó a juicio en libertad

"Yo no violé, quiero estar con mi familia", dijo el acusado cuando el Tribunal le concedió la oportunidad de expresar sus últimas palabras antes del veredicto que se dará a conocer dentro de 25 días. 

 

Te puede interesar
Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email