El PRO de La Plata se suma a cortar el vínculo del Municipio con IOMA

El argumento es que la obra social que administra el Gobierno de la provincia de Buenos Aires “no logra cumplir adecuadamente su objetivo principal que es el de brindar servicios de salud, especialmente a los trabajadores municipales”. La propuesta es similar a lo sucedido en San Nicolás y en Tigre por el mismo espacio político.

Región 17 de abril de 2024
3

El concejal del PRO en La Plata, Nicolás Morzone, presentó dos proyectos en el Concejo Deliberante para dejar de adherir obligatoriamente del Instituto de Obra Médico Asistencial (IOMA) a todos los empleados de la planta municipal y funcionarios políticos designados por decreto, así como también a quienes hayan sido electos por el voto popular.

La iniciativa del representante de la oposición dispone que las personas alcanzadas podrán elegir la derivación de sus aportes a cualquiera de las obras sociales reguladas en la Ley Nacional N° 23.660, mientras que aquellos que no expresen su voluntad de derivación de aportes y contribuciones al Sistema Nacional de Seguros de Salud “se entenderá su adhesión voluntaria al régimen de IOMA según Ley 6.982 y en consecuencia la Municipalidad de La Plata deberá efectuar los aportes y contribuciones conforme lo establece dicha ley”.

“La realidad actual nos demuestra que el IOMA en reiteradas ocasiones no tiene los medios necesarios para brindar una correcta e íntegra cobertura de salud a sus afiliados. El sistema se encuentra en crisis”, argumentó, entre sus razones, el edil.

Seguidamente, Morzone agregó que “ante las permanentes quejas por las falencias que presenta el funcionamiento del sistema, los afiliados han tenido que recurrir a la vía judicial a efectos de lograr el cumplimiento de las obligaciones de la obra social”. 

“Ello atento a las demoras o negativas de brindar medicamentos o tratamientos, en muchos casos de carácter  urgente para la salud de las personas”, expresó.

Luego, el referente del PRO sostuvo que “son realmente reiteradas las oportunidades en las que existen importantes demoras en la provisión de prótesis y medicamentos especiales. Asimismo, profesionales de distintos centros de atención, clínicas y consultorios  privados se han visto perjudicados ante los atrasos en los pagos por parte de IOMA, llevando incluso a la conformación de un Comité de Crisis”.

“Esta situación de falta de pago a los profesionales  genera consecuentemente cortes de prestaciones y, por tanto, una vulneración manifiesta  al acceso a la salud de los afiliados”, destacó el concejal, y advirtió que “todo esto ha probado que últimamente se haya visto gravemente interrumpido el servicio por parte de IOMA en reiteradas oportunidades, generando que quienes aportan mensualmente a dicha obra social no posean un servicio adecuado, siendo rehenes de tal situación, quedando sin la cobertura que les corresponde a pesar de tener los  correspondientes aportes”.

“Concretamente, IOMA no logra cumplir adecuadamente su objetivo principal que es  el de brindar servicios de salud, especialmente a los trabajadores municipales. Así las cosas, resulta necesario contar con una respuesta legislativa a esta situación para que, al menos, aquellas personas que actualmente se desempeñen en cargos electivos puedan elegir la obra social que les resulte más conveniente en términos de cobertura, en términos económicos, o cualquier otra situación personal que lo amerite”, concluyó Morzone.

 

Los casos de San Nicolás y Tigre

 

Recientemente, a instancias de los bloques de la oposición, el Concejo Deliberante de Tigre votó una Ordenanza que pretende desregular la afiliación obligatoria a la obra social provincial IOMA de todos los agentes municipales.

Cabe señalar que el mencionado municipio bonaerense es conducido por el justicialista Julio Zamora, quien fue reelecto en las elecciones generales de 2023 por segunda vez consecutiva. Con ese triunfo, además, logró recuperar la presidencia del Concejo Deliberante, la cual estaba en manos de Segundo Cernadas (Juntos por el Cambio) y desde diciembre último quedó a cargo de Miguel Escalante (Unión por la Patria).

En el Concejo tigrense las representaciones están divididas en cuatro bloques, siendo el oficialista Unión por la Patria, con 11 integrantes, el espacio mayoritario. En tanto, el sector político opositor, sumando los integrantes de los tres bloques (Juntos por el Cambio -8-, La Libertad Avanza -3- y Cambio Federal -2-) logra contabilizar 13 votos.

Esa diferencia numérica a su favor es lo que le sirvió a la oposición para poder aprobar la desregulación de la afiliación obligatoria a IOMA de los empleados municipales.

Ello está expresamente prohibido por el artículo 40 de la Constitución de la Provincia de Buenos Aires, que establece que “el sistema de seguridad social para los agentes públicos estará a cargo de entidades con autonomía económica y financiera administradas por el Estado con participación en la misma de representantes de los afiliados conforme lo establezca la ley”

En tanto, la Doctrina de IOMA ha dictaminado en el expediente N° 5300-2625/94 que en base a lo establecido por el artículo 40 de la Constitución Provincial, se establece que “…el sistema de seguridad social para los agentes públicos deberá estar a cargo de entidades con autonomía económica y financiera, administrada por la Provincia”.

En la práctica, la única Obra Social que reúne estas características es la propia IOMA.

De esta misma Doctrina se desprende que “las normas precedentemente mencionadas sobre desregulación de las obras sociales son de carácter nacional, razón por la cual no son de aplicación en el ámbito provincial y municipal”.

“Cuando el municipio decide la desvinculación al IOMA, debe adherirse a otra obra social creada por el Estado o con participación mayoritaria de él, respetando lo preceptuado por el artículo 40 de la Constitución Provincial”, se indicó.

Al respecto, el secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales de Tigre, Walter Leonardi, sostuvo que “esta ordenanza no tiene sentido”.

“No sólo viola la legalidad vigente, porque va directamente contra la Constitución de la Provincia, sino que además coloca a todos los trabajadores municipales en un vacío legal que les impediría acceder a una cobertura integral de salud como hasta ahora”, señaló Leonardi.

Por último, el referente gremial aclaró que “como representantes de los trabajadores, le hemos pedido una reunión urgente al señor intendente para solicitarle que la vete”.

Por su parte, la concejal de Unión por la Patria, Gisela Zamora, expresó: “Tanto por legalidad como por razones prácticas, la ordenanza ha sido votada por la oposición local sin bases de sustentabilidad real, por lo que efectivamente, deberá ser vetada por el intendente Julio Zamora”.

“No sólo para sostener la vigencia de la Constitución provincial y la legalidad en curso, sino principalmente para proteger a todos los trabajadores municipales de Tigre de una situación de indefensión en temas tan serios como la salud de ellos y de sus familias, lo que generaría condiciones precarias de trabajo que nada tienen que ver con la voluntad del municipio y su constante búsqueda de mejorar las condiciones de vida de toda la comunidad”, concluyó la integrante del bloque oficialista.

Con respecto a la situación de los trabajadores municipales que estarían en condiciones de elegir otra obra social que no sea IOMA, de prosperar la iniciativa opositora en Tigre, un hecho similar sucedió en 2023 en el municipio bonaerense de San Nicolás. Por iniciativa del intendente Manuel Passaglia, también de Juntos por el Cambio, se anunció que abandonaría la obra social de los estatales bonaerenses y convocó a licitación para la nueva cobertura médica, que finalmente quedó en manos de la prepaga Avalian, del grupo La Segunda.

 

Te puede interesar
Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email