Milei adhirió a la Agenda 2030 que repudió por "marxismo cultural" pero luego la dio de baja en la web para no quedar mal con Vox

"Nosotros no vamos a adherir a la agenda 2030. Nosotros no adherimos al marxismo cultural, no adherimos a la decadencia». Con esas palabras, Javier Milei sentenció cuando era candidato su postura ante la crisis ambiental, en la que también abordó su negacionismo, cuando expresó que “las políticas que culpan al ser humano del cambio climático son falsas".

Política 20 de mayo de 2024
E2seDpUcP_1200x630__1-44CNtU

Por Nicolás Fernández Rivas

"Nosotros no vamos a adherir a la agenda 2030. Nosotros no adherimos al marxismo cultural, no adherimos a la decadencia». Con esas palabras, Javier Milei sentenció cuando era candidato su postura ante la crisis ambiental, en la que también abordó su negacionismo, cuando expresó que “las políticas que culpan al ser humano del cambio climático son falsas".

Los Estados miembros reconocieron que el mayor desafío del mundo actual es la erradicación de la pobreza y «sin lograrla no puede haber desarrollo sostenible». Plantearon 17 Objetivos –elaborados en más de dos años de consultas públicas, interacción con la sociedad civil y negociaciones entre los países–, con 169 metas «de carácter integrado e indivisible que abarcan las esferas económica, social y ambiental».

Pero existe una serie de países que consideran estos objetivos, aparentemente loables, pero que encubren un cumulo de intereses corporativos y de los poderes centrales, son un límite a la soberanía nacional y a la integridad geopolítica de los mismos, ya que pone los niveles de desarrollo bajo el arbitrio de un grupo de potencias que fieles a históricos programas de control de masas buscan preservas las reservar naturales, ubicadas en los países subordinados y evitar su desarrollo local, evitando conflictividades poblacionales que pongan en riesgo su propio abastecimiento industrial y de consumo. 

Ahora bien esta línea soberanista y contra globalizadora genera choques dentro de la derecha alternativa en la cual Javier Milei pretende transformarse en un referente internacional. Este sector, o internacional conservadora se encuentra llena de contradicciones internas y de diversidad de intereses. Sin más, Donald Trump tiene una visión contraria a la apertura económica es un intervencionista estatal, busca frenar el aparato industrial militar, traer al país de nuevo al neutralismo y proteger su industria y sus trabajadores. En cambio, Milei defiende la apertura irrestricta y la competencia interminable como fuente de toda razón económica. 

Javier Milei está enamorado de los abrazos del ex presidente de los EEUU y candidato opositor  y de Elon Musk, un empresario tecnológico cuyo desarrollo fue apalancado con el apoyo del Estado Federal estadounidense, exenciones impositivas, frenos a la importación de vehículos eléctricos chinos y demás delicias del mercantilismo del siglo XVIII que le permitieron a Musk crecer como "gas que se expele por el ano" de buzo, al decir de Milei. 

El presidente argentino es un fanático de Volodomir Zelensky, el jefe de Estado ucraniano -que recibe el apoyo armamentístico de toda las potencias de la OTAN especialmente las gobernadas por gobiernos progresistas y totalmente contrario al gobierno ruso, de Vladimir Putin que cuenta con el apoyo tácito de Trump. No hace falta mencionarlo: Milei es un globalista a toda regla, porque en su manual el Estado Nación no existe y solo cuenta la iniciativa privada donde cada uno compite en igualdad de condiciones. Pero todos sabemos que no negocian igual quienes tiene miles de cabezas nucleares que quienes no las tienen.

El nuevo mamarracho, uno más después del papelón español de insultar al gobierno de unos de los países punta de la OTAN, con el que mantiene un intercambio de  17 mil millones de dólares al año, fue lo ocurrido con la remanida Agenda 2030.

 En horas de la mañana el partido de ultraderecha española Vox le cuestionó a Diana Mondino la inclusión de la misma en la plataforma de gobierno, a la cual Milei se sumó  y se encuentra adherido.  Ante el reto de los derechistas españoles el Gobierno Nacional dio de baja de la página Argentina.gob el documento que llevaba la firma de Milei y su ministro de Justicia, Cúneo Libarona, donde claramente el Gobierno libertario fijaba su posición positiva hacia la Agenda 2030.  Los de Vox no se lo perdonaron y tildaron a la canciller Diana Mondino de "comunista", lanzando una lluvia de trolls a sus redes sociales, en un mecanismo similar a del libertario argentino pero multiplicado por 10 en el caso de España. Cancillería no soportó la presión, dio de baja el documento y su visualización en la web oficial. No obstante la rubrica sigue vigente como antes.  

En enero de este año, cuando el presidente Milei llegó a Davos, ratificó su rechazo a estas políticas a través de un fuerte discurso, advirtiendo a los presentes que él estaba ahí para “plantar las ideas de la libertad” en un “foro socialista contaminado por la Agenda 2030” que “lo único que va a traer es miseria al mundo“. Apenas un mes después, el gobierno editó y publicó oficialmente la adaptación argentina a estas políticas colectivas que serán solventadas gracias a los impuestos de los contribuyentes. Mondino trató de bajar los decibeles para no enojar al Gobierno actual de los EEUU, ultraliberal, atlantista y guerrerista asegurando que "los 17 puntos tienen buenas intenciones, el problemas este en sus métodos de implementación". 

Los seguidores del núcleo duro de Milei, los que entienden de doctrina, están empezando a calentarse: al aborto no se discute, la tenencia de armas no se discute y la agenda 2030 tampoco. En todo caso se suaviza u oculta pero los temas siguen vigentes. Pro mercado sí, soberanista no. Bien globalista y agente del libre mercado internacional, contrario a toda barrera. Para colmo la reprimenda de Vox vino acompañada por una mucho más dura del Gobierno español que le exigió disculpas y le puso el cepo a las reuniones con empresarios y financistas. 

Javier, ¿Sos o nos sos? decí la posta, ¿Cual es el problema si te definís? 

Te puede interesar
Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email