Las zonceras de Mondino que ponen en riesgo la soberanía y el interés nacional

Mondino recibió a la embajadora de Taiwán a días de reunirse con la comitiva de China. Desgració la política exterior histórica argentina, dándole reconocimiento de autodeterminación a los taiwaneses, regalándole argumentos a los “kelpers” por las Malvinas. Por otro lado, fusiló a su ministro de Economía, “Toto” Caputo que está prendiendo velas para conseguir un mango de donde sea.

Política 10 de enero de 2024
509237697

Por Nicolás Fernández Rivas

En las Relaciones Internacionales existen dos escuelas principales: el Realismo y el Liberalismo-Idealismo. Para el primero, el interés nacional es prioritario en un mundo donde las motivaciones entre los Estados son siempre egoístas, anárquicas, competitivas y agresivas. Cada actor busca garantizar su seguridad potenciando sus recursos militares, económicos y políticos. Las alianzas o enemistades son transitorias y siembre en base al interés. Concibe un mundo de individuos egoístas y en potencial violencia para obtener sus fines.

En cambio, para la segunda escuela, las naciones buscan la paz por medio de las relaciones mutuas, la finalidad de la política exterior debe ser el respeto de los valores morales. Los individuos son buenos por naturaleza, y su interés en el bienestar colectivo estimula el desarrollo económico y social a través de la cooperación posible y las ayudas institucionales y personales. A los fines prácticos está escuela basa su visión en que el comercio genera igualdad y respeto.

Con el Realismo Político se manejan las potencias y las naciones desarrolladas en sus vínculos con otras potencias, mientras que el Liberalismo-Idealismo lo utilizan también, pero como producto empaquetado que venden a dirigentes con mentalidad colonizada de países periféricos o “en desarrollo”, para que abran los mercados de sus respectivos países, en búsqueda de proveerse de insumos esenciales primarios (como cereales, litio, petróleo, gas y demás) y colocar sus productos elaborados allí. Algo así como decían los abuelos sabiamente, el arte magistral de “vender el cuero y comprar zapatos”.

Una potencia no le compra nunca el discurso idealista a otra potencia. Justamente porque lo son y se manejan con códigos realistas. En países sometidos a dirigentes pusilánimes y sin mentalidad de desarrollo, se los financia para que “adquieran” en cómodas cuotas, esa ideología.

En el mundo anárquico de la política internacional, es mejor ser Godzilla que Bambi" John Mearsheimer.

El presidente Milei es un representante mesiánico de la corriente liberal que cree en un gran mercado global y en ninguna clase de soberanía. Su idea es la de un país que solo vive de sus materias primas, sin industria desarrollada, sin ninguna mentalidad de expansión o de potencia, como sí tiene Brasil, histórico rival geopolítico y aliado circunstancial de Argentina.

Toda esta introducción sirve para darle contexto a la insensatez de la Canciller de recibir con honores a la embajadora de Taiwán, Miao-hung Hsie.  Recibir a la embajadora taiwanesa es un problema porque Argentina defiende la integridad territorial de los Estados y no la autodeterminación porque eso chocaría con los objetivos inalienables de recuperar las Islas Malvinas, Georgias y Sándwich del Sur y los territorios marítimos usurpados por el Reino Unido en el Atlántico Sur.

Es la razón por la cual el ex presidente Alberto Fernández, durante su mandato no acompañó a Rusia en su invasión del Dombás en la Ucrania rusófona, ni reconoció el referéndum que permitió a la República Popular de Donetsk, la República Popular de Lugansk y a los Oblast de  Zaporiyia y Jersón unirse a la Federación Rusa. Simplemente, Argentina no puede reconocer ningún acto de “autodeterminación de los pueblos” porque colisiona con el interés argentino de no reconocerle soberanía a los llamados “kelpers” en las Islas Malvinas.

Es algo que no se puede hacer, que echa por tierra toda la historia de política exterior argentina y siembra antecedentes perjudiciales para el país. Todos eso errores cometió Mondino siendo la canciller de Argentina y  también Milei que es el presidente argentino y no el delegado local del libre mercado mundial que no reconoce patrias ni banderas (salvo la de los países que lo promueven). 

Taiwán llamada Formosa, y quienes reconocen a la isla le dicen República de China nació en 1949 cuando el comunismo encabezado por Mao se hizo con el poder de la China continental. En ese momento, Chiang Kai-shek, viejo caudillo nacionalista se refugió con ese sector político en la Isla de Taiwán y mediante el apoyo de EEUU, conservó su poder allí.

A pesar de ser un territorio minúsculo en población y territorio fue reconocido como el legítimo gobierno de China por las Naciones Unidas, a instancias de las potencias anglosajonas y con el guiño de ojo de la URSS durante mucho tiempo.

Todo cambió en los años 70. La China comunista, conocida como República Democrática Popular China, se había convertido en una potencia emergente con poder nuclear. Gracias a los oficios del Asesor Especial de los EEUU, Henry Kissinger, un realista fanático de las relaciones internacionales, durante el gobierno de Richard Nixon, la República de China (Taiwán) perdió su asiento en las Naciones Unidas para representar a la totalidad de China. Este le fue entregado a la China continental en manos de los comunistas, que pasó a ser la única voz que hablara por los chinos en el mundo y por lo tanto, Taiwán se convirtió en un país paría de soberanía aunque comercialmente todavía sirviera para algo.

kissinger
Kissinger cerró un acuerdo con la República Popular. Hizo el interés de EEUU, no el de Taiwan.

Kissinger ideó este plan, porque la China Comunista estaba enfrentada con la Unión Soviética y podía servir de contrapeso contra ella. Ya para 1991, luego de una nueva crisis entre ambos sectores, el continental y el insular, Taiwán reconoció a la República Popular y se bajó de sus pretensiones soberanas sobre el continente. Los taiwaneses, que se sienten chinos, viven en un limbo político, no se los reconoce como una República y su status es controvertido.

Cuando Taiwan le sirvió a EEU contra China, la apoyó, cuando dejó de servirle no tuvo problemas en despedirla y vincularse con la China comunista para enfrentarse a la URSS. Es el realismo político, interés puro.

Sin embargo y aquí viene lo bueno: la República Popular China, la continental, la que disputa el liderazgo mundial con los EEUU, no se vincula con ningún país que reconozca a Taiwán como un Estado. Para ellos la pequeña isla de Formosa es parte de China y se terminó la discusión. De la misma forma que debería ser para Argentina, las Malvinas, sin importar que opinen los habitantes importados que residen allí o los usurpadores.

kissinger2
Kissinger: "No existen amigos, ni enemigos permanentes, lo único permanente son los intereses".

Diana Mondino, como es una convencida liberal que no cree en los Estados, y es la representante exterior de uno, le dio reconocimiento a Taiwán pegándole un tiro a la soberanía argentina y un tiro a su ministro de Economía, Luis “Toto” Caputo, que está desesperado por obtener financiamiento de donde sea, así fuera besándole los pies a Xi Jinping, para que no termine de descalabrarse su (No) Plan económico.  

comunicado
China le sacó la tarjeta amarilla al Gobierno de Milei. Pasó un límite para la Potencia. 

Todo esto, lo realizó a días de recibir a la delegación china para hablar temas bilaterales y fundamentalmente para hablar de dinero, ofendiendo a una potencia de esa envergadura, leer cada sílaba de esa palabra.

China no se maneja con impericias, no hace payasadas, es una potencia que juega al poder mundial de verdad. Si sus delegados son obligados a meterse en un brete político, como es ayudar a un país que reconoce al gobierno ilegítimo de una parte de su territorio no les queda más remedio que “cortarte el rostro”. Son comunistas, pero están venciendo a los EEUU en su propio juego capitalista. No hacen ideología, se manejan por interés, en el más puro realismo.

De la misma forma, Milei y Mondino en sus ganas de ser premiados como empleados del años de EEUU, Inglaterra e Israel anunciaron pomposamente que Argentina declinaba la invitación de formar parte del grupo de potencias emergentes, llamado BRICS (Por los acrónimos de Brasil, India, China y Sudáfrica) grupo al cual sí aceptaron formar parte la República Árabe de Egipto, la República Democrática Federal de Etiopía, la República Islámica de Irán, el Reino de Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos.

También quieren formar parte de este grupo, México, Corea del Sur, Argelia, Nigeria, Pakistán, Indonesia, Bangladés (un país fanático de Argentina con el cual no se comercializa nada) y hasta el ejemplar y siempre admirado Uruguay, que si bien es un país chiquito busca explotar sus intereses, por ejemplo, siendo el principal centro de blanqueo de dinero de los magnates argentinos. Bien por los orientales, que de tontos no tienen un pelo, sacando ventajas de ser el jamón del sándwich entre Brasil y Argentina.

23brics-new-members-jbvm-videoSixteenByNine3000-scaled
BRICS: No los une el amor, los une el interés nacional de cada potencia.

Todos esos países, que se reconocen emergentes y potencias del futuro, por su peso económico y los inmensos recursos naturales que tienen en sumatoria, tiene aspiraciones de ser importantes, ser jugadores clave en sus regiones. Pero no es solo eso, a los fines prácticos formar parte de este grupo les sube el precio en los vínculos internacionales y les permite negociar acuerdos beneficiosos con otras potencias “No BRICS” parados de otra manera, con otra espalda.

Por supuesto, tienen una concepción de soberanía que no esta basada en una estudiantina idealista liberal. Se manejan por intereses. Nadie respeta a los países que no defiende su soberanía o que la rifan, de otra forma son tomadas como prostitutas temporales, como le pasó a la pequeña Taiwán con EEUU.

Como decía el Maestro Ricardo Iorio, “vayan a estudiar burros, ¡Hay que estudiar, negro!”

Te puede interesar
4 PRINCIPAL (1)

Referentes de la política de La Plata, designados en Nación y Provincia

Política 19 de diciembre de 2023

La ministra de Capital Humano de la Nación, Sandra Pettovello, anunció ayer la nueva política social que pondrá en marcha el gobierno del presidente Javier Milei, siendo una de las principales la suspensión de los planes sociales a aquellas personas que participen de manifestaciones que interrumpan el tránsito.

descarga

China se endurece con Taiwán mientras que Rusia asegura que "Solo hay una China, y Taiwán es parte de China": En Argentina la diplomacia juega a la "estudiantina libertaria".

Política 15 de enero de 2024

Mientras que el gigante asiático endurece su posición sobre la provincia de Taiwan y sus aliados, Rusia aseguró que "solo hay una China, y Taiwán es parte de China. Rusia está en contra de la independencia de Taiwán, como se indica en nuestros documentos legales, sea cual sea el formato. Rusia heredó ese enfoque de la Unión Soviética, nuestro país siempre partió de esta posición, a partir de 1949, e incluso, permítanme recordarles, de 1971", expuso el diplomático a medios locales.

Ranking
29-02-2024_guillermo_martinez_escritor_presenta_nuevo

Guillermo Martínez: "La ficción no tiene por qué ser tributaria de la realidad"

Sociedad & Cultura 29 de febrero de 2024

El escritor Guillermo Martínez desarrolla en "Once tesis (y antítesis) sobre la escritura de ficción" estrategias, pistas y preguntas para pensar el proceso de elaboración de un texto desde las ideas iniciales hasta el momento en el que esa obra va tomando forma y, a través de un tono ágil y dinámico, logra construir una pieza que impulsa a la aventura de la creación.

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email